III encuentro de LATINOAMERICANA. Asociación de Revistas Académicas de Humanidades y Ciencias Sociales

Volante 01 anuncio Foro 2017.

 

La Facultad de Filosofía y Letras de la Universidad Nacional de Cuyo invita a todos los directores y Editores a participar en el III Congreso Internacional Nuevos Horizontes de Iberoamérica desde el 8 al 11 de noviembre en el que LATINOAMERICANA. Asociación de Revistas Académicas de Humanidades y Ciencias Sociales tendrá su III Encuentro para discutir acerca de los ejes temáticos de calidad, difusión y evaluación de Revistas Académicas. Para este III Encuentro, queremos centrar el debate en las políticas que afectan a la actividad científica, en particular a la edición y publicación con el fin de generar discusión y acuerdos entre los editores de los países asistentes. Es por ello que llamamos a nuestros asociados a enviar trabajos relacionados con el tema de “Debatiendo la construcción de políticas editoriales científicas en América Latina”.

Aquellos interesados deben enviar sus propuestas a Mónica Barrientos, secretaria de LATINOAMERICANA revistas.latinoamericana@gmail.com con copia a Gerardo Tovar siciliatovar@gmail.com, coordinador del Encuentro en la Universidad de Cuyo.

Esperamos sus propuestas antes de 30 de septiembre de 2017.

La información más detallada del Congreso se encuentra en el sitio web: http://congresonuevoshorizontes.weebly.com

Revista Culturales (México): A modo de introducción

Una de las funciones básicas de la academia es poder dar explicaciones coherentes, fundamentadas y críticas, capaces de convertirse en respuestas concretas a cuestionamientos que buscan entender los actos humanos y sus fenómenos. Para ello es necesaria la interdisciplinariedad, donde desde distintos ámbitos del conocimiento exista un complicidad de saberes para atender y entender un objeto de estudio en común. Desde esta perspectiva, el trabajo de los investigadores es fundamental y su posterior publicación, necesaria.culturales1

La producción de conocimiento debe estar asociada a herramientas de difusión y divulgación; es en esta intersección donde nace la revista Culturales. La experiencia adquirida en el proceso editorial de Culturales, más allá de lo simbólico que resulta el trabajo, nos deja provechosas lecciones y aprendizajes que son importantes analizar y compartir. En este encuentro queremos detenernos y mirarnos de forma reflexiva, considerando el “circo, maroma y teatro” que debemos enfrentar y atender semestre a semestre para sacarla a la luz. Al igual que muchas revistas académicas del área, nuestra historia ha transcurrido entre la precariedad y los esfuerzos; esfuerzos que después de diez años, han dado un buen resultado.

En este caso analizamos el producto final, ese ejemplar impreso que en nuestras manos nos dice que se ha cumplido con el trabajo y que más allá de ese análisis inicial siempre nos queda la inquietud de poder establecer si sólo se ha cumplido o también se ha avanzado. En este sentido y gracias al camino recorrido, creemos que es pertinente y relevante para muchos académicos e investigadores conocer el proceso, la experiencia, el espacio y los factores claves que hemos tenido que descubrir y enfrentar.culturales4

Como parte de un proceso normal de crecimiento y madurez, el proceso editorial de la revista Culturales nos deja una gran interrogante: ¿Qué es más importante, el prestigio de la revista o la calidad del artículo? Quizás la respuesta sea simple pero para quienes estamos día a día en estos “menesteres” la claridad se torna en sombras. Esta disyuntiva ha generado, en el caso de las revistas, un debate entre lo académico y administrativo, aspectos distintos pero complementarios que deben atenderse internamente con rigurosidad quirúrgica para cumplir con las normativas institucionales impuestas por la comunidad científica internacional. A lo anterior habría que agregar la creciente “competencia” entre instituciones por ofrecer el mejor soporte, donde la batalla se ha centrado en conseguir el mayor número de certificaciones, indizaciones y alojamiento en bases de datos donde nuevamente queda de manifiesta la pugna entre lo académico y lo administrativo.

Culturales: la historia

La revista Culturales nace como proyecto editorial en el año 2004, en el seno del entonces Centro de Estudios Culturales-Museo (CEC-MUSEO) de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) a cargo del Dr. Fernando Vizcarra Schumm (primer director, 2004-2010), quien en la presentación escrita del proyecto editorial proponía:

“Culturales busca constituirse como un espacio académico para la difusión de la investigación interdisciplinaria y el análisis riguroso sobre los diversos fenómenos socioculturales, situados en los ámbitos de lo local y lo global. Pretende comunicar los aportes significativos de distintos estudiosos de diversas universidades nacionales e internacionales. La revista se concibe como una fuente de formación, consulta y apoyo para las actividades de docencia, investigación y reflexión de la problemática sociocultural, así como un soporte para la planeación, implementación y evaluación de políticas culturales desarrolladas en universidades, centros de investigación e instituciones públicas y privadas” (CEC-MUSEO, 2004).

De acuerdo a la entrevista realizada a Vizcarra Schumm en 2012, a medida de que el proyecto iba tomando forma, los aportes, apoyos, y comentarios de académicos e investigadores desde distintas universidades como la de Guadalajara (UdG), la Nacional Autónoma de México (UNAM), la de Colima (UCOL) y el Instituto Tecnológico y de Estudios Superiores de Occidente (ITESO), fueron fundamentales, ya que sus observaciones, sugerencias y discusiones en torno al campo académico de los estudios culturales dio una visión mucho más clara de las características que tenía que tener el producto final. Para él, la propuesta original era abrir un espacio que permitiera contar con distintas voces, no sólo de profesores, investigadores y académicos de la región fronteriza, sino que también del resto del país y de otros, para ir construyendo un foro que posibilitara pensar colectivamente los fenómenos culturales tanto en el ámbito de lo global como en el de lo local. Uno de los objetivos iniciales, advierte, fue “establecer un medio que permitiera formar recursos humanos, es decir, que la revista fuera un soporte para la formación de otros investigadores, de estudiantes de posgrado y que fuera un vehículo facilitador del aprendizaje”.

En enero del año 2005, Culturales se presenta en sociedad con su primer número impreso y siete artículos en su interior. Con el correr del tiempo y después de diez años, destacados antropólogos, sociólogos, psicólogos, historiadores, e investigadores del ámbito de la comunicación, connacionales y extranjeros, han sido parte en estos 20 números que se encuentran en circulación. Son más de 200 artículos dictaminados, 130 publicados, más de 130 autores de distintas regiones de México y de otros países quienes han participado y publicado en este proyecto académico editorial. Así, los diez primeros años de la revista los podemos dividir en dos grandes periodos: de 2004 a 2010, como la etapa de conformación, y de 2010 a 2015, como la de la consolidación.

Para el actual director, las bases de la revista no han cambiado, la mirada disciplinaria se ha ampliado, se han abierto espacios para los nuevos estudios de la cultura, a posiciones más críticas y, sobre todo, a partir del año 2010, se ha comenzado a trabajar en un proceso de internacionalización de la revista. Según Mario Alberto Magaña: “Lo que estamos haciendo es abrir la revista hacia un nivel internacional, sobre todo hacia Sudamérica, donde se han obtenido muy buenos resultados gracias a las nuevas formas de ver los estudios culturales en Latinoamérica”. Hoy Culturales, con diez años de funcionamiento ininterrumpido, se adscribe al Instituto de Investigaciones Culturales-Museo (IIC-MUSEO) de la UABC, como un espacio para la divulgación científica en castellano del trabajo académico de investigadores y de pares que trabajan temáticas relacionadas a los estudios culturales y socioculturales.

Nota: Este texto es un extracto de un documento en extenso que puede ser consultado en su totalidad en el siguiente enlace.

César E. Jiménez Yáñez
Coordinador Editorial IIC-Museo
Universidad Autónoma de Baja California

16 Nov 2015

culturales3

Presentación de la revista Encuentros

La revista Encuentros, de la Facultad de Ciencias Sociales y Humanas, perteneciente a los programas de Comunicación Social-Periodismo, Psicología, Producción y Dirección de Radio y Televisión, Deporte y Cultura, de la Universidad Autónoma del Caribe, Colombia, inició su carrera desde el 2003, con temas referentes a comunicación, periodismo, política, análisis del discurso, información, ciencias sociales, cultural, antropología, lingüística, entre otras áreas. Desde ese entonces se ha mantenido.

La revista  se encuentra indexada en DOAJ, SCIELO COLOMBIA, EBSCO, PROQUEST, DIALNET, PUBLINDEX-COLCIENCIAS y en LATINDEX.

Encuentros es un espacio académico, interdisciplinario y multicultural. Reconocida por su producción crítica e intelectual alrededor de las ciencias sociales y humanas en los ámbitos científicos regionales, nacionales e internacionales. ENCUENTROS se constituye en un escenario de respuesta permanente a los desafíos planteados por investigaciones que contribuyen al desarrollo de los interrogantes sociales que demanda la humanidad.

Hoy, la revista, ya en el orden digital, OJS, ha crecido, y recibe más de 50 artículos diarios producto de investigación.

Actualmente se encuentra abierta la convocatoria para los volúmenes 14-01-02 para que los investigadores del mundo puedan enviar sus textos en idioma inglés, español, portugués e italiano.

Dentro de su misión está en convertirse en una base de consulta donde los investigadores del mundo puedan encontrar un espacio para sus interrogantes disciplinares. El link para que se inscriban es  http://ojs.uac.edu.co/index.php/encuentros
encuentros_editor
Alejandro Espinosa Patrón

Editor

Presentación de la revista Páginas de Filosofía

Páginas de Filosofía es una publicación anual, académica y específica, perteneciente al Departamento de Filosofía de la Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue, que ofrece una extensa cobertura de estudios filosóficos y de sus interacciones e influencias en diferentes campos profesionales de nivel regional, nacional e internacional. Su orientación interdisciplinaria pone al alcance de estudiantes, docentes e investigadores: artículos, discusiones, notas críticas, entrevistas, conferencias y reseñas, así como toda otra información profesional relevante para la filosofía y su relación con otras disciplinas humanísticas y con las ciencias en general.

Páginas de Filosofía tiene como objetivos:

  1. Hacer conocer, a través de colaboraciones de excelencia, el estado actual y los avances logrados en los estudios filosóficos, tanto en la Argentina como en otros países del mundo;
  2. Promover el intercambio de información sobre estudios filosóficos e interdisciplinarios entre investigadores e instituciones;
  3. Promover la realización de encuentros vinculados con el campo profesional y sus diferentes ramas.

Páginas de Filosofía vio la luz por primera vez en Julio de 1991, bajo la dirección de la Dra. María Inés Mudrovcic y un grupo de colegas del Departamento de Filosofía de la Universidad Nacional del Comahue. Desde ese primer número, una cuestión recurrente y que ha afectado la continuidad de la revista es la financiera y la falta de una programación presupuestaria y de políticas académicas para este tipo de emprendimientos. Lamentablemente, la situación no ha cambiado mucho desde entonces, y dichos problemas siguen siendo una constante. Pero también permanece el objetivo común que nos une con esa primera aparición: el de generar un espacio donde no solo se cumpla con el dictum de la Academia de “publicar para no morir”, sino y principalmente, se favorezca el intercambio y la generación de espacios de reflexión.

La historia de nuestra revista comprende dos etapas: la primera, comprende el período que va desde su aparición en julio de 1991 hasta agosto de 2004, fecha en la que se interrumpe su salida por cuestiones presupuestarias; la segunda etapa de la publicación se puso en marcha en marzo de 2008, cuando con un grupo de colegas hicimos propia la tarea de “revivir” la revista y darle un nuevo impulso. El primer número de esta segunda etapa apareció durante el primer semestre de 2009 y desde entonces hemos enfrentado nuevos desafíos. El más importante ha sido el de la migración a una versión digital, proceso que comenzó en 2011. En mayo de ese mismo año, el Consejo Directivo de Facultad de Humanidades de la Universidad Nacional del Comahue avaló dicho proceso por resolución (FH 291). En principio, la digitalización, realizada conjuntamente con el personal de la Biblioteca Central de la Universidad Nacional del Comahue, se planteó como una alternativa para asegurar la publicación anual, dada la ausencia de un presupuesto para publicaciones; pero también se enmarcó dentro de las políticas tendientes al acrecentamiento de visibilidad, impacto y calidad de las producciones científicas de la UNCO.

La colaboración del personal de Biblioteca Central permitió no sólo la digitalización del archivo histórico de Páginas de Filosofía, sino que también posibilitó la publicación de sus últimos números. Como fruto del trabajo en conjunto, y luego del proceso de evaluación de CAICYT-CONICET, Páginas de Filosofía logró su reingreso al catálogo de Latindex en noviembre de 2012 y desde entonces a una serie de base de datos e índices del más alto prestigio (The Philosopher’s Index, Núcleo Básico de Revistas Científicas Argentinas, Latindex (Catálogo y Directorio), BINPAR (Bibliografía Nacional de Publicaciones Periódicas Argentinas Registradas), REDIB (Red Iberoamericana de Innovación y Conocimiento Científico), BASE (Bielefeld University Library), CLASE (Citas Latinoamericanas en Ciencias Sociales y Humanidades, UNAM, México), Dialnet (Universidad de La Rioja, España) y DOAJ (Directory of Open Acess Journals).

A veces, seguir publicando una revista en Comahue y que, además, esa revista sea de Filosofía, parece un capricho. Pero a pesar de las desventuras y los contratiempos, quienes formamos parte de Páginas estamos convencidos de que no se trata de una simple revista y que cada nueva aparición marca la certeza de que se puede seguir escribiendo y pensando desde este lado del mundo.

Aprovechamos esta oportunidad para agradecer particularmente a quienes nos acompañan en este proyecto: A Fabiana Erazun, que aceptó el desafío de “revivir” esta publicación; a Daniel Scheck, con quien iniciamos esta nueva etapa y asumió la ardua tarea de dirigir Páginas; a Verónica Viñao y a Cristina Behnisch, por su criterio y apoyo constante; a todos aquellos que pasaron por la dirección de la revista y que nos brindaron sus conocimientos y ayuda porque saben del trabajo que esto implica; a los miembros del Comité Asesor, Comité Editorial y Comité de Redacción, al personal de la Biblioteca Central, Eugenia Luque, Adriana Acuña, Claudia Muñoz y Manuel Garrido, que han trabajado en este proyecto y han hecho suyo el sueño de ver nuevos números de Páginas de Filosofía circulando, a todos ellos vaya nuestro más sincero agradecimiento.

Mariana Castillo Merlo
Secretaria de Redacción

portadafilosofia2

Breve reflexión de la Revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina

Para muchas disciplinas, especialmente las ciencias sociales, las revistas científicas se han convertido en el principal vehículo de difusión de resultados de investigación.

Los editores de revistas académicas latinoamericanas, continuamente asumimos nuevos retos y uno de los más importantes es elevar la calidad y transparencia de todo el proceso editorial de nuestras publicaciones y de aquellos indicadores de evaluación para así legitimar y validar este nuevo conocimiento y el trabajo de nuestros investigadores y académicos.

Mi experiencia como editora de la revista Estudios del Desarrollo Social: Cuba y América Latina no debe ser muy diferente que la de mis colegas latinoamericanos.

Actualmente, no solo los editores cubanos, nos enfrentamos al hecho de que los académicos e investigadores, motivados por criterios de evaluación, están más preocupados en publicar en revistas de alto factor de impacto menospreciando así las publicaciones nacionales o locales que, desde sus modestos espacios, están potenciando la difusión de las nuevas investigaciones. Esto, en algunos momentos deprime nuestro colchón editorial y se hace necesario seguir trabajando con rigurosidad para mantener la calidad y el prestigio de nuestras publicaciones.

Según nuestra experiencia es muy conveniente realizar talleres en la comunidad académica sobre cómo escribir un artículo científico, sobre los distintos sistemas de referencias bibliográficas que usamos y sobre las ventajas y la importancia del acceso abierto. Esto a la larga nos ayuda en el trabajo editorial a la vez que incrementa la calidad de los artículos que recibimos.

Para todos nosotros es muy importante mantener un sentido de responsabilidad con los lectores y autores que esperan que la revista donde publican sus trabajos esté reconocida en el ámbito nacional e internacional, por lo que uno de desafíos más significativos a los que nos sometemos es lograr el impacto y la visibilidad que es tan necesaria en una publicación científica para divulgar el nuevo conocimiento que se está produciendo especialmente en la región latinoamericana.

DaniaPara concluir me gustaría resaltar que una de nuestras más importantes fortalezas es la alianza regional que se ha establecido en los últimos años entre editores y directores de revistas, lo que ha conducido a la creación de redes como importantes espacios para la circulación de ideas y la construcción de capacidades; así como portales de revistas que son la principal vía de acceso a la producción científica latinoamericana. Queda entonces de nuestra parte saber potenciar esta fortaleza.

MSc. Dania Deroy
Editora